Christof, de gestión de productos de bc, sosteniendo frente a la cámara un ciclocomputador Garmin Edge y su smartphone, que muestra sus datos de rendimiento.
Christof, de gestión de productos de bc, sosteniendo frente a la cámara un ciclocomputador Garmin Edge y su smartphone, que muestra sus datos de rendimiento.

¿Velocímetro, sistema de navegación, ordenador de entrenamiento o mejor un reloj inteligente?

¿Tacómetros, navegadores, ciclocomputadores o smartwatches? Hoy en día, una gran variedad de dispositivos ofrece navegación y medición del rendimiento.

¿Tienes aún el recuerdo de tu infancia? El orgullo de la primera bicicleta propia se completó con un velocímetro, que mostró a los ojos de los niños entusiasmados cuánta velocidad se puede alcanzar con la potencia propia. Este velocímetro era un bloque en el manillar, en el que una aguja o un dígito digital pixelado indicaban la velocidad y el kilometraje total. Los velocímetros actuales de bicicletas han evolucionado hasta convertirse en ordenadores de ciclismo compactos y ágiles que pueden guiarte mediante GPS y ayudarte en tu entrenamiento. Te ofrecemos una visión general de los diferentes modelos y te ayudamos a encontrar el ciclocomputador adecuado. 

Un Hammerhead Karoo 2 con un mapa que incluye la ubicación actual. Se encuentra acoplado a una bici de ruta.
Un Hammerhead Karoo 2 con un mapa que incluye la ubicación actual. Se encuentra acoplado a una bici de ruta.

Los ciclocomputadores modernos te ofrecen funciones útiles adicionales más allá de las funciones básicas clásicas, como Routing ...

Un ciclocomputador Garmin Edge con los datos de potencia en vatios durante un entrenamiento de Zwift.
Un ciclocomputador Garmin Edge con los datos de potencia en vatios durante un entrenamiento de Zwift.

... o el suministro de datos de rendimiento para que puedas controlar de forma óptima tu entrenamiento.

¿Qué tipos de ciclocomputadores existen?

Ciclocomputadores con funciones básicas (velocidad, distancia, hora) son fáciles de usar y populares entre ciclistas ocasionales y .personas a las que no les interesan demasiado las cifras. No disponen de GPS y tienen un gran parecido con los velocímetros de "antaño", por lo que ambos términos suelen utilizarse como sinónimos. Si te gusta planificar y hacer un seguimiento de rutas, te van a interesar ciclocomputadores con GPS de proveedores como Garmin o Wahoo te interesará. Con ellos, la atención se centra en la navegación y menos en los datos de entrenamiento, que por consiguiente se visualizan en menor medida. En caso de que seas muy deportista y quieras registrar detalladamente tus kilómetros de entrenamiento, incluyendo la velocidad media, la cadencia, el consumo de calorías y mucho más, ciclocomputadores, de Stages por ejemplo, son tu primera opción. Con ellos, la atención se centra en los datos de rendimiento. Con estos dispositivos sin embargo no tienes que elegir entre el control del entrenamiento o la navegación por GPS. La mayoría de los ciclocomputadores combinan ambas cosas. También puedes utilizar relojes inteligentes para tu entrenamiento en bicicleta y, hasta cierto punto, para la navegación. Son especialmente prácticos para el ciclismo de montaña, en caso de que te molesten soportes adicionales en el manillar, o cuando vayas por senderos muy técnicos.

El corazón del ciclocomputador: la batería

Normalmente, una batería de iones de litio alimenta los ciclocomputadores. Los fabricantes suelen especificar la autonomía entre doce y hasta 24 horas. Para prolongar la duración de la batería, puedes, por ejemplo, utilizar el modo de ahorro de energía, desactivar las alarmas y los tonos de las teclas o reducir el brillo de la pantalla. Si de todos modos vas a hacer viajes largos, presta atención directamente a las especificaciones de la duración de la batería y lleva un banco de energía para no correr riesgos. Para que la batería tenga una larga duración y un mejor rendimiento, debes cargar completamente el ciclocomputador antes de cada actividad y evitar las fluctuaciones de temperatura. Consejo: en especial para ciclistas frecuentes y de largas distancias la energía de un dinamo de buje con un convertidor USB adicional es una excelente alternativa a un banco de energía.

Transferencia de datos con el mini ordenador: USB, Bluetooth y WiFi

Existen varias opciones para transferir los datos de entrenamiento y navegación que has registrado con tu ciclocomputador a tu smartphone u ordenador. Dependiendo del fabricante, necesitas una aplicación correspondiente para tu smartphone o tu ordenador, por ejemplo "Garmin Connect" o "Wahoo Element Companion". En el ordenador puedes cargar los datos por cable o puedes conectar el ciclocomputador y el teléfono móvil por WiFi o cargar los datos por Bluetooth. En los ajustes de la aplicación, puedes establecer si tus recorridos y estadísticas deben subirse automáticamente a otra plataforma, como Strava o Komoot.

Transfiriendo una ruta planificada por Komoot de un smartphone a un Wahoo ELEMNT Bolt 2.0.
Transfiriendo una ruta planificada por Komoot de un smartphone a un Wahoo ELEMNT Bolt 2.0.

Muchos fabricantes permiten transferir fácilmente las rutas desde el smartphone al ciclocomputador por medio de una aplicación. © bc GmbH

El exterior: tamaño y material

Casi todos los modelos caben en la palma de la mano y suelen tener casi el mismo tamaño que teléfonos inteligentes o un poco más compactos y pesan entre 90 y 130 gramos. Mientras que los modelos básicos con menos funciones son un poco más pequeños, los ciclocomputadores que se centran en el control del entrenamiento son un poco más grandes y a menudo pueden utilizarse en modo horizontal. Las carcasas de los ciclocomputadores son de plástico, suelen resistentes a las salpicaduras o incluso al agua y una lengüeta de goma protege la toma de conexión del cable de carga. Aquí tienen una clara ventaja en comparación con Smartphones montados en el manillar.

¿Funcionamiento del ciclocomputador: botones o pantalla táctil?

Un buen ciclocomputador es fácil e intuitivo de usar, tanto en términos de sensación como de navegación por los menús. Según lo que prefieras, puedes optar por un dispositivo con botones o con pantalla táctil. Para que no tengas que preocuparte en la carretera, sería sensato que te familiarices con las funciones de los botones de antemano, para que puedas pulsar de forma despreocupada mientras conduces manteniendo tu atención en la carretera. Si utilizas una pantalla táctil, deberías probarla para ver cómo funciona con guantes de dedo completo o en condiciones de humedad. Muchos guantes están incluso diseñados específicamente para ser compatibles con las pantallas táctiles, pero incluso con modelos convencionales y finos, el funcionamiento no representa problema alguno.

Todo a la vista - la pantalla

Las pantallas de ciclocomputadores tienen por lo general un tamaño entre 2,7 y 3,5 pulgadas. Las pantallas de los dispositivos más pequeños también están diseñadas para que puedas leerlas fácilmente mientras conduces. Esto debido a la alta resolución, fuertes contrastes y, por ejemplo, un sensor de luz ambiental que enciende y apaga automáticamente la retroiluminación. Además, puedes configurar las páginas de visualización de tu aparato o cambiarlas pulsando un botón para que, por ejemplo, sólo se muestren dos o tres valores. De este modo, puedes ver de un vistazo a qué velocidad vas o cuántos kilómetros has recorrido.

Cockpit o manillar - montaje de ciclocomputadores

El volumen de envío de tu ciclocomputador incluye por lo general uno o dos soportes de manillar en los que se fija el dispositivo con un pequeño giro. Uno de ellos es un pequeño dispositivo redondo que se puede fijar a la potencia o al manillar con bridas de cable o gomas. El otro soporte coloca el dispositivo en el centro del manillar y se fija con un tornillo. Este último es especialmente recomendable para las bicis de ruta en las que la aerodinámica juega un papel importante o la posición de conducción es especialmente deportiva y estirada. Si tiene varias bicicletas, puede simplemente colocar un soporte en cada una de ellas y cambiar fácilmente el ordenador de una bici a otra. La mayoría de los fabricantes también ofrecen soportes individuales como accesorios.

Fijando un soporte de manillar Hammerhead Karoo 2 a un manillar de bicicleta de ruta.
Fijando un soporte de manillar Hammerhead Karoo 2 a un manillar de bicicleta de ruta.

Con un soporte de manillar Aero se puede fijar el ciclocomputador en una posición aerodinámicamente favorable. Estando sentado estirado en la bici, todos los datos son fáciles de leer. © bc GmbH

¿Qué funciones tiene un ciclocomputador?

Incluso los ordenadores de bicicleta más pequeños te muestran la velocidad (media), el tiempo transcurrido, la hora y la distancia recorrida. Muchos dispositivos también te ofrecen información sobre tu consumo de calorías, muestran la temperatura y pueden emparejarse con tu Smartphone, para que recibas información de llamadas que entren. Algunos modelos permiten enviar mensajes a los compañeros de ruta y, en caso de accidente o avería, el contacto de emergencia almacenado recibirá una notificación por mensaje de texto.

Funciones especiales para ciclistas de montaña

Si te gusta hacer metros de altitud en bicicleta, la información sobre la pendiente y el perfil de altitud son interesantes para ti. Estas pantallas forman parte de las funciones básicas de muchos dispositivos. Para ciclistas de montaña, por ejemplo, el Garmin Edge 830 junto con la aplicación Trailforks proporciona información adicional sobre los senderos que recorres y almacena datos de rendimiento complementarios, como el número de saltos que realizas, la distancia de los mismos y el Airtime. Además, clasifica el grado de dificultad y la fluidez de tu recorrido, es decir, la fluidez de tu estilo de descenso.

Uso del ciclocomputador para el entrenamiento

Si quieres utilizar tu ciclocomputador para medir tu rendimiento durante el entrenamiento, puedes emparejar varios sensores con tu dispositivo. En algunos casos ya están incluidos en el volumen de envío, los llamados Bundles. Para transferir los datos medidos por los sensores al ciclocomputador, se utilizan los protocolos de radio Bluetooth o ANT+.

Sensores de cadencia para tu dispositivo GPS

Con la cadencia adecuada, se pedalea más eficazmente y con menor carga articular. El sensor de cadencia muestra el número de revoluciones por minuto de la biela de la bicicleta - la cadencia. Puedes montar el sensor mediante un imán en el triángulo trasero o directamente en la zapata o con bridas de cable en la biela.

Sensor de frecuencia cardíaca: entrena en el rango óptimo de frecuencia cardíaca

Una forma de guiar tu entrenamiento es controlando tu frecuencia cardíaca. Para ello, es muy útil una cinta de pecho con sensor de frecuencia cardíaca. De este modo, podrás ver durante el recorrido si estás entrenando en la zona correcta. Las cintas tienen un tamaño que puedes ajustar a tu contorno de pecho. El material debe ser suave y lavable para que no roce la piel durante tus actividades.
Christof, de gestión de productos de bc, sincronizando sus datos de rendimiento entre Garmin y el smartphone.
Christof, de gestión de productos de bc, sincronizando sus datos de rendimiento entre Garmin y el smartphone.

La adición de la temperatura corporal a los datos de rendimiento con el sensor de temperatura CORE te ayuda a evitar una caída en el rendimiento debido a sobrecalentamiento. © bc GmbH

Medición de la potencia por medio de medidores de potencias

Un potenciómetro determina la aplicación de potencia de tu pierna a través de los pedales o el brazo de la manivela y se considera una medición de potencia especialmente precisa, de la que se benefician cada vez más deportistas aficionados ambiciosos. La conexión entre el medidor de potencia y el ciclocomputador es una práctica habitual en el sector profesional para evitar entrar en la zona roja. También cada vez más ciclistas aficionados ambiciosos confían en esta técnica para entrenar y competir.

En la imagen, un potenciómetro Power2Max montado en una biela SRAM.
En la imagen, un potenciómetro Power2Max montado en una biela SRAM.

Un potenciómetro te muestra tu rendimiento independientemente de factores externos como el viento en contra, la pendiente o la superficie de la carretera. Esto hace tu rendimiento comparable. © bc GmbH

Navegador para bicicletas: navegación mediante GPS, Glonass, Gallileo y otros

El GPS (Global Positioning System) es un sistema basado en satélites que se utiliza para el posicionamiento a nivel mundial. Los sistemas de navegación por satélite que compiten entre sí, Glonass, Galileo, Beidou y QZSS, también suelen agruparse bajo el término GPS por comodidad. Mientras a más de estos sistemas de satélites pueda acceder tu ciclocomputador, en algunos modelos son todos los cinco por ejemplo, más precisa será tu posición.

Navegación por Tracks contra navegación de ruta basada en mapas

Algunos ciclocomputadores funcionan sólo con navegación por Tracks. Estos ciclocomputadores no tienen ningún mapa preinstalado o en caso de que los tengan, son sólo mapas básicos. Un track es una ruta que puede ser registras con un dispositivo GPS y posteriormente guardada como un archivo (para volver a recorrerlo). A menudo, las tracks también pueden transferirse de un dispositivo a otro. Pero asegúrate de utilizar el formato de archivo correcto. Si el ciclocomputador no contiene un mapa digital, tu ubicación y la ruta por recorrer se visualizarán como una línea. Como en el caso de algunos modelos del fabricante Garmin por ejemplo.
Con la navegación basada en mapas, la ruta desde el punto de partida hasta el destino se calcula a partir de la información de la red de carreteras. Puedes planificar la ruta de antemano con un software como Komoot y transferirla a tu ciclocomputador. Tu dispositivo te muestra en el mapa por dónde debes ir, dándote indicaciones giro a giro. También puedes transferir Tracks - de organizadores de carreras por ejemplo - a tu dispositivo de la misma manera. Para ayudarte a que te orientes, muchos ciclocomputadores te permiten ampliar o reducir el mapa. Algunos dispositivos también te ofrecen la opción de guiarte de vuelta a la ruta prevista o a un lugar que hayas guardado como favorito, en caso de que hayas tomado una ruta diferente en el camino, te hayas perdido o simplemente quieras llegar a casa lo antes posible.

Smartwatches: visión general en la muñeca

Especialmente cuando se practica el ciclismo de montaña, es frecuente que se produzcan caídas y los recorridos suelen discurrir por terrenos accidentados. Mientras que los ciclocomputadores en el manillar se ven rápidamente afectados en este caso, los llamados smartwatches, es decir, los relojes de pulsera con varias funciones, te ofrecen la posibilidad de registrar tu entrenamiento y (en una medida más modesta) también navegar. Los relojes están disponibles en diferentes versiones:

  • Activity Tracker
  • Pulsómetro
  • Reloj deportivo
  • Ordenador de entrenamiento

Activity o Fitnesstracker se denominan relojes de pulsera, a menudo muy delgados y ligeros, que miden el número de pasos diarios, por ejemplo. Esta función está directamente integrada en los otros Smartwatches. Los pulsómetros clásicos miden la frecuencia cardíaca a través de una correa de pecho o directamente en la muñeca. En comparación con los relojes multideportes, tienen muchas menos funciones y se centran en el entrenamiento de carrera o de ciclismo. Un reloj deportivo está diseñado para registrar tus actividades deportivas, ya sea en bicicleta, a pie o en el agua. Gracias al GPS integrado, puedes seguir tus rutas después de emparejarlas con la aplicación correspondiente. Los Smartwatches multideportes, también llamados ordenadores de entrenamiento, son los que ofrecen más opciones y, en algunos casos, navegación basada en mapas. Además del registro de entrenamientos y rutas, algunos modelos disponen de funciones especialmente interesantes para el ciclismo de montaña: por ejemplo, brújula y altímetro, perfil de altitud integrado o la llamada función ClimbPro, que reconoce los tramos de ascenso y muestra sus datos.