Chaquetas y chalecos: protegen contra el viento y de las inclemencias del tiempo, nos abrigan en caso de frio, evacuan el sudor durante el esfuerzo, ofrecen espacio para cosas necesarias y pueden ser un auténtico mensaje de moda. En resumen: no deberían faltar en ningún armario. Te contamos lo que debes considerar al comprarlos.

Chaquetas y chalecos de ciclismo: las características y diseños más importantes del producto

Las chaquetas como los chalecos de ciclismo tienen en general cuatro tareas posibles:

  • Protección contra la intemperie: llevadas como capa exterior ("Layer") en el llamado "sistema en cebolla", las chaquetas de protección contra la intemperie te protegen contra las inclemencias del tiempo, como la lluvia, el viento y la nieve.
  • Aislamiento: las chaquetas y chalecos térmicos proporcionan calor. Más concretamente, aíslan tu calor corporal. Existen dos variantes principales. Estas chaquetas – y con menos frecuencia chalecos – se llevan como capa exterior. Por ejemplo, un chubasquero o cortavientos forrado. Y las prendas que se llevan como las llamadas "Midlayer" debajo de la protección contra la intemperie en caso necesario. En el ciclismo predomina la primera variante, mientras que en otras disciplinas deportivas al aire libre se suele preferir el llamado principio de capas.
  • Seguridad: es importante que te vean siempre. No sólo en bicis de ruta o de ida al trabajo. Los colores brillantes y llamativos ayudan aquí tanto como los elementos reflectantes. Por ello, muchas chaquetas o chalecos de ciclismo son reflectantes, total o parcialmente. Aquí es donde ayuda nuestro filtro de propiedades de producto "High-Visibility".
  • Estilo: las chaquetas y los chalecos de ciclismo suelen ser una declaración de moda. Casi ninguna otra prenda es tan visible y perceptible. Aquí encontrarás chaquetas y chalecos de numerosos estilos y de muchas marcas establecidas, entre otras Endura, Giro, Specialized, Assos, Fox Head, Gore Wear, Loose Riders, Patagonia, 7mesh, POC o VAUDE.

     

No da lo mismo perro que gato: ¿chaqueta o chaleco de ciclismo?

Los chalecos son chaquetas sin mangas, pero de ninguna manera algo a medias. Precisamente cuando la transpirabilidad y la libertad de movimiento son especialmente importantes para ti, ofrecen ventajas. Por ejemplo, en rondas cortas e intensas o en competición. Puede encontrar todos los chalecos de un vistazo haciendo clic en el filtro correspondiente.

En caso de que estés buscando protección contra la intemperie sin concesiones o la máxima calidez, le llega el turno a la chaqueta entonces, por ejemplo, en largas aventuras de Bikepacking o en Gravel, en la montaña, en regiones con mal tiempo o en invierno, o si simplemente prefieres cierto nivel de confort.

La protección óptima contra las inclemencias del tiempo: chubasqueros y cortavientos de ciclismo

Cuando se trata de protección contra la intemperie (y en nuestra tienda), puedes elegir entre chaquetas impermeables y cortavientos o chalecos.

  • Chubasqueros: las chaquetas impermeables son automáticamente a prueba de viento y, por lo tanto, muy versátiles o la elección correcta para malas condiciones meteorológicas o cambiantes. Por lo tanto, los chubasqueros no sólo te mantienen seco, sino que también te protegen del frío, por ejemplo, en el descenso de un puerto. La impermeabilidad la proporciona un revestimiento impermeable o una membrana de alta calidad, como la famosa membrana Gore-Tex, que se encuentra protegida en el interior de la chaqueta. Gore Wear naturalmente sólo utilizas membranas de su marca hermana W. L. Gore & Associates, como Gore-Tex Shakedry, por ejemplo. Otros fabricantes utilizan tecnologías diferentes pero comparables, como la membrana reciclada y reciclable Sympatex utilizada en los productos de VAUDE o la MT500 y compañía de Endura. Además, las chaquetas impermeables tienen una impregnación DWR ("Durable Water Repellent"), que impide que el material exterior se empape. Las chaquetas impermeables también suelen llamarse "chaquetas Hardshell".
  • Chaquetas cortavientos: existen chaquetas y chalecos cortavientos y repelentes al viento. Ambas categorías son repelentes al agua, pero no completamente impermeables y tienen el conocido acabado DWR. Si la transpirabilidad (en realidad, la "permeabilidad al vapor") es especialmente importante para ti, por ejemplo, en competición, puedes optar por las versiones que repelen el viento (también llamadas Windbreaker). También suelen ser más transpirables. Los productos cortavientos ofrecen más protección contra las inclemencias del tiempo. Las chaquetas y chalecos cortavientos para ciclismo suelen ser ultraligeros, se pueden empaquetar en un tamaño reducido y también caben en el maillot o bolsas de sillín pequeñas, por ejemplo. Una especialidad en el campo de las chaquetas cortavientos son las llamadas chaquetas (y chalecos) de ciclismo Softshell. Su suave material exterior suele ser elástico, muy cómodo y silencioso, pero no tan ligero como los cortavientos clásicos.

Te mantiene caliente: la chaqueta térmica para la bici

Las chaquetas y chalecos térmicos o aislantes para el ciclismo tienen un objetivo claro: conservarte caliente. Por ello son especialmente adecuadas como chaquetas de invierno para MTB, Gravel y compañía. La ropa térmica puede ser, o no, impermeable y resistente al viento como capa exterior de protección contra la intemperie. Igualmente puedes por ejemplo llevar en tu equipaje un chaleco ultraligero de plumón o de fibra sintética aislante, que simplemente metes debajo del chubasquero cuando lo necesitas.

Se pueden utilizar fibras sintéticas, como el conocido vellón, o modernas fibras huecas, como el Primaloft, así como fibras naturales, como la lana y el plumón.

Importante: talla, corte y ajuste

¡Es obvio, que la chaqueta de ciclismo debe encajar! Pero ¿qué significa esto exactamente? Depende del campo de aplicación. Cuanto más deportivo seas, más ajustado puede ser el corte. Esto facilita el uso del Midlayer en sistemas de capas, evitando el molesto aleteo en la chaqueta de protección contra la intemperie. Sin embargo, asegúrate de que la chaqueta o el chaleco no sean tan ajustados que restrinjan tu libertad de movimiento.

Un caso especial es el aislamiento por el sistema en cebolla. Porque aquí no es la fibra la que calienta, sino principalmente el aire entre las fibras y las capas de ropa. Así que si optas por una combinación flexible de ropa interior caliente, capa intermedia aislante y chubasquero, asegúrate de que las capas aislantes no vayan aplastadas.

La ropa exterior de ciclismo suele ser ligeramente más larga en la zona de la espalda. De este modo, tu nueva chaqueta (o chaleco) de ciclismo cubre también la parte baja de la espalda y la transición hacia el trasero. Esto es crucial si te sientas de forma particularmente deportiva y estirada en tu bici de ruta, de Gravel o de montaña.

Por la misma razón, las chaquetas de ciclismo suelen tener mangas ligeramente más largas. Cerrando así los guantes de ciclismo y las mangas de la chaqueta al ras y protegiendo contra la lluvia.

Caso especial "Dirtsuit

¿Eres ciclista de montaña? Debes conocer entonces los Dirtsuits y similares, que ofrece el pionero dirtlej, entre otros. El chubasquero y el pantalón se fusionan aquí en una sola prenda de protección, disponible con mangas y perneras cortas y largas. Así quedas protegido incluso de la peor suciedad.

¿Qué chaqueta de ciclismo en invierno?

Aquí puedes elegir: una sola chaqueta impermeable y forrada o la combinación de un Midlayer cálido y una chaqueta impermeable Hardshell. La variante uno puntúa por su fácil manejo, la variante dos por su flexibilidad.

Chaquetas de ciclismo para hombres y mujeres

Como la mayoría de las prendas de vestir, los chalecos y chaquetas de ciclismo también están disponibles en versión femenina y masculina, así como en algunas versiones unisex. Se diferencian en los cortes y en parte en los colores. Sin embargo, los requisitos básicos de material y tecnología son idénticos.

Consejos extras: transpirabilidad y durabilidad

La transpirabilidad o permeabilidad al vapor se basa en un principio sencillo. Tu exceso de calor corporal puede salir en forma de aire caliente y húmedo a través del material, mientras que las gotas de lluvia y el viento no pueden penetrar el material. Sin embargo, para que esto funcione, debes tener en cuenta dos cosas:

  • La transpirabilidad total sólo es tan alta como la transpirabilidad de la parte menos permeable al vapor. Así que si llevas una simple ropa interior de algodón que absorbe el sudor en un santiamén, se seca lentamente y, por lo tanto, no permite que el vapor pase a través del tejido empapado, ni siquiera la mejor chaqueta de Gore-Tex te servirá de algo. ¡Te cocinarás con tu propia transpiración!
  • Renueva regularmente la impregnación DWR de tu prenda de vestir con un impregnador textil adecuad (¡no utilices impregnación para zapatos!). A más tardar, cuando el agua deje de deslizarse en el exterior, empapando el material superior como una esponja, llegó la hora. Porque aquí se aplica el mismo principio. Si el material exterior está lleno de agua, ya no permite el paso del vapor.

Por cierto: los textiles funcionales deben lavarse regularmente. El sudor, la grasa corporal o los cosméticos pueden dañar, por ejemplo, las láminas, los sellos de las cintas de costura o los tejidos del maillot. Por ello, lava regularmente tus chaquetas de ciclismo impermeables, cortavientos y térmicas con un detergente especial para textiles funcionales. Sigue las instrucciones de cuidado del fabricante.

Esto también te puede interesar