Svenja, de gestión de productos de bc, envuelta en su saco de dormir Deuter en una tienda de campaña de VAUDE.
Svenja, de gestión de productos de bc, envuelta en su saco de dormir Deuter en una tienda de campaña de VAUDE.

Sacos de dormir para Bikepacking: duerme como una momia

Importante al comprar un saco de dormir. Bajo peso, temperatura de confort adecuada, fibra sintética o plumón. Introducción en el mundo de sacos de dormir.

Además de la colchoneta adecuada, el saco de dormir es una parte importante del sistema de dormir para tu viaje de Bikepacking. En nuestra guía de compra, te mostramos las diferencias entre los distintos materiales de relleno, la importancia del peso y las características que debe tener el saco de dormir para Bikepacking para que sea el adecuado para ti.

Rainer y Svenja de bc en sus bicis cargadas por un camino forestal. Día soleado.
Rainer y Svenja de bc en sus bicis cargadas por un camino forestal. Día soleado.

Pequeño, ligero y sin embargo cálido: ¿Esperas mucho de tu saco de dormir de Bikepacking? ¡Nosotros también!

Christian del servicio de atención al cliente de bc, empacando su colchoneta aislante. En primer plano se ve su tienda de campaña, en el fondo su bicicleta.
Christian del servicio de atención al cliente de bc, empacando su colchoneta aislante. En primer plano se ve su tienda de campaña, en el fondo su bicicleta.

Aquí te puedes informar acerca de los requisitos que debe cumplir el saco de dormir para Bikepacking.

¿Qué debe ofrecer un saco de dormir de Bikepacking?

Existen sacos de dormir para todas las aplicaciones imaginables: desde uno para dormir en una furgoneta hasta las expediciones de alta montaña. Nos centramos en los sacos de dormir que sobresalen en Bikepacking, pero que también son excelentes para excursiones de senderismo o las vacaciones de acampada. ¿Cuáles son las características de un buen saco de dormir para Bikepacking?

Volumen de embalaje pequeño

incluso con un Set-up de bolsas completo, el espacio en Bikepacking es limitado. Especialmente si se planean recorridos más largos con tiempo frío y/o húmedo. Cuanto más pequeño sea el saco de dormir, más espacio tendrás en el resto de tu equipaje.

Bajo peso

el peso lo es todo para montañistas, en Bikepacking, en comparación, no tanto. Al fin y al cabo, no llevas la carga en tu cuerpo, sino en la bici. Sin embargo, también te beneficias de un saco de dormir para Bikepacking que sea lo más liviano posible, pues cada gramo menos en la bici aumenta el placer de conducción. ¿Y tal vez quieras irte con el saco de dormir en tu mochila a darle la vuelta el mundo?

Un rango de temperatura adecuado

un saco de dormir ultraligero con un tamaño de embalaje mini no sirve de nada si sientes frío en las noches. La gama de temperaturas debe coincidir imprescindiblemente con la aplicación.

Robustez

¡Afrontémoslo! Incluso con alforjas impermeables, Bikepacking puede ser un placer bastante sucio y húmedo. Cuanto menos ciclista de buen tiempo seas, mayor atención le debes prestar a la robustez de tu saco de dormir, incluso con la consecuencia es tener que conformarte con tener más volumen y peso.
Svenja de gestión de productos de bc, sacando su saco de dormir de la bolsa de sillín.
Svenja de gestión de productos de bc, sacando su saco de dormir de la bolsa de sillín.

A pesar de la generosa configuración de bolsas, el espacio para el equipamiento es limitado en Bikepacking. Un saco de dormir con un volumen pequeño crea espacio para equipamiento adicional. © bc GmbH

Sin duda: sacos de dormir momia y rectangulares

Hay sacos de dormir rectangulares y momia. Para aplicaciones en exteriores, los momia tiene ventajas decisivas: al dejar sólo una pequeña ventana de visualización abierta en caso necesario, encerrando la cabeza, la construcción momia reduce la pérdida de calor, que de otro modo sería muy alta, a través de la cabeza. Para el uso en tres estaciones o en invierno y como un todo terreno, el saco de dormir tipo momia es indispensable. Para los obsesionados con el peso en verano, el saco de dormir rectangular puede ser una alternativa, si bien muy especializada.

Plumón o fibra sintética: una decisión fundamental

Los sacos de dormir suelen estar rellenos de plumón o de fibra sintética (Primaloft, por ejemplo). Ambos materiales de relleno tienen, en principio, la misma tarea: crear un colchón de aire estable a la temperatura entre las fibras o dentro de ellas. Este cojín de aire aísla el calor del cuerpo del frío ambiental. Cuanto más grande y estable sea este cojín de aire, mejor. Por eso el saco de dormir aísla menos donde se comprime el material de relleno. Puedes encontrar más información al respecto en los capítulos sobre

Plumón

en términos de rendimiento de aislamiento en relación con el peso y el tamaño de embalaje, la fibra natural es imbatible. Con el mismo peso y tamaño de mochila, los sacos de dormir de plumón son más cálidos que sus homólogos de fibra sintética o tienen el mismo rendimiento de aislamiento, pudiendo se empacar de forma más pequeña y liviana. Se utiliza plumón de pato robusto o incluso de ganso de mayor calidad. El calor de un saco de dormir de plumón viene determinado por la cantidad de relleno (en gramos) y la capacidad de relleno (inglés Fillpower, medido en CUIN: cubic inches per ounze) del plumón. Lo siguiente se aplica a ambos indicadores: mientras mayor sea, más caliente. Otra característica de calidad es la proporción de mezcla de plumón y pluma. Cuanto mayor sea el contenido de plumón, más cálido será el relleno con el mismo peso. A partir de 90/10 (corresponde a 90 % de plumón, 10 % de pluma) es de muy alta calidad. El plumón puede absorber una gran cantidad de humedad por gramo de tu propio peso. Esto garantiza una gran comodidad al dormir, ya que no te sientes "sudado". Sin embargo, el plumón se encoge cuando absorbe cierta cantidad de humedad. Como resultado, pierde gran parte de su capacidad aislante. El sudor, el aliento o la condensación por sí solos pueden afectar poco el relleno de plumón de alta calidad, pero la lluvia es un problema en todo caso. Algunos fabricantes contrarrestan la sensibilidad a la humedad con un acabado hidrófugo en plumón mismo, similar al que se utiliza en las chaquetas, por ejemplo. Todos los sacos de dormir de plumón del surtido de bc están rellenos de plumón procedente de una ganadería respetuosa con el bienestar de los animales, es decir, con la llamada Responsible Down Standard (RDS). Con un buen cuidado, los sacos de dormir de plumón duran eternamente, teniendo incluso una vida útil mayor que los sacos con relleno de fibra sintética.

Fibra sintética

la mayoría de los aislamientos de fibra sintética son las llamadas fibras huecas, que se inspiran en la piel del oso polar. Es decir, el volumen de aire aislante está en la fibra propia. Las fibras sintéticas se procesan generalmente, aunque no exclusivamente, en forma de esteras. Un desarrollo relativamente nuevo son las fibras sintéticas que – similares al plumón – que se procesan de forma suelta en cámaras. Los sacos de dormir de fibra sintética son muy robustos, fáciles de lavar, en gran medida insensibles a la humedad y continúan siendo cálidos incluso cuando están mojados, algo que, sin embargo, se debe evitar a toda costa. También son veganos debido a la ausencia de productos animales y suelen ser más baratos que los sacos de dormir de plumón. Sin embargo, para temperaturas muy por debajo de los cero grados, los sacos de dormir de fibra sintética sólo son adecuados hasta cierto punto. El relleno necesario elevaría el volumen unos 20 litros y más.

Nuestro consejo acerca de "¿Plumón o fibra sintética?
Si buscas volumen y peso mínimo de la mochila o viajas a menudo a temperaturas bajo cero, deberías escoger el plumón. Si esperas mucha humedad, te gusta prescindir de la tienda de protección o quieres lavar el saco de dormir a menudo (¡niños!), échale primero un vistazo a las fibras sintéticas modernas.

Confort, límite, extremo: así lees correctamente la información sobre la temperatura

Normalmente hay tres valores de temperatura para los sacos de dormir al aire libre (según la norma EN 13537): temperatura de confort, temperatura límite y temperatura extrema. Para determinar estos valores, maniquíes estandarizados, reproducen a una mujer o a un hombre promedio de Europa Central en términos de estatura, peso y grasa corporal, calentándolos primero hasta alcanzar la temperatura corporal. En el saco de dormir, tumbado sobre una colchoneta aislante, se mide la pérdida de calor en una cámara climática estandarizada. ¿Por qué tanta labor? Porque la sensación de temperatura es absolutamente subjetiva y depende de factores externos como el cansancio, la alimentación, la humedad, la sensación térmica y mucho más, además de la persona misma. El método de medición debe aproximarse lo más posible a una sensación de temperatura media.

Los valores derivados se leen de la siguiente manera:

Temperatura de confort: la temperatura a la que la mujer estándar (160 centímetros, 60 kilos) no siente frío y duerme cómodamente.
Temperatura límite o umbral: la temperatura a la que el hombre estándar (173 centímetros, 70 kilos) no siente frío y duerme cómodamente.
Temperatura extrema: La temperatura a la que la mujer estándar (160 centímetros, 60 kilos) sobrevive durante al menos seis horas en su saco de dormir. Es posible que se produzcan congelaciones puntuales.
Un maniquí estandarizado tumbado en un saco de dormir VAUDE en una cámara climática normalizada del centro de pruebas de VAUDE. Midiendo la pérdida de calor del maniquí.
Un maniquí estandarizado tumbado en un saco de dormir VAUDE en una cámara climática normalizada del centro de pruebas de VAUDE. Midiendo la pérdida de calor del maniquí.

El confort, el límite y las temperaturas extremas de un saco de dormir se determinan en condiciones estandarizadas, como aquí en el centro de pruebas interno de VAUDE. © bc GmbH

Sólo el confort y los valores límite influyen en tu decisión de compra. Si tiendes a ser friolero, oriéntate siempre por el valor del confort. Si eres menos sensible al frío, oriéntate hacia el valor límite. El valor extremo sólo es relevante para las expediciones y el alpinismo, donde el saco de dormir determina literalmente la supervivencia hasta la posible llegada de las fuerzas de rescate. De lo contrario, sólo sirve para presumir en las mesas del bar.

La temperatura de confort se suele alcanzar con la capucha cerrada y el cuello térmico. Los sacos de dormir con un rango de confort de hasta unos 10 °C también se denominan sacos de dormir de verano, los que tienen un rango de confort de hasta unos 10 °C son sacos de dormir para las tres estaciones y los sacos gruesos con temperaturas de confort hasta rangos bajo cero son sacos de dormir de invierno.

Nuestro consejo para elegir la temperatura:
Sé realista en cuanto al uso de tu saco de dormir y no lo compres demasiado grueso y cálido por una falsa sensación de seguridad. Esto no sólo cuesta dinero, volumen de embalaje y peso, sino además confort de sueño debido a la fuerte transpiración. Lo mejor es orientarse en la aplicación de la norma, añadiendo cierta reserva. Si hace un poco más de frío, hay formas de "afinar" un poco más los sacos de dormir. Encuentras más información al respecto en el capítulo

Tamaño y ajuste del saco de dormir

En el procedimiento de medición estándar que acabamos de describir, los sacos de dormir ajustados tienen ventajas: el maniquí estándar tiene que mantener menos aire caliente en el saco de dormir. Tu difieres sin embargo del maniquí estándar en algunos puntos esenciales. Uno de ellos: tú te mueves mientras duermes. Si el saco de dormir está tan apretado que constantemente comprimes su relleno con tus extremidades, pierdes aislamiento, mermando tu confort de sueño. Así que, básicamente, permítete algo más de espacio en el saco de dormir. Una excepción son los sacos de dormir con costuras elásticas. Se mueven contigo mientras duermes y permiten un corte ajustado y optimizado al peso y al calor, pero no pueden estar a la altura de sus hermanos con costuras convencionales en lo que respecta al volumen de embalaje.
El saco de dormir también debe ser unos centímetros más largo que tu propia estatura. De esta manera se evita comprimir la caja del pie, lo que te castigaría con pies fríos.
Si duermes con las extremidades dobladas o te mueves mucho por la noche, calcula un poco más de espacio para tu saco de dormir. Si duermes de espaldas y no te mueves mucho, puedes ahorrar peso y volumen de embalaje con un corte estrecho.

Nuestro consejo para elegir el tamaño y la forma:
Un saco de dormir un poco más largo y amplio te brinda espacio para llevar cosas dentro del saco de dormir caliente. ¿Qué tal una botella llena de agua caliente como calentador, la ropa para el día siguiente o el banco de energía que rinde más a la temperatura corporal que estando congelado?

Características y términos importantes

Cámaras: en los sacos de dormir de plumón, se rellena éste en cámaras para evitar que todo el material de relleno se acumule en la zona de los pies. Los sacos de dormir de plumón de alta calidad están construidos de forma que no se formen puentes térmicos en las costuras de las cámaras individuales. Aquí las costuras no están "pespuntadas".
Cremallera bidireccional: permite abrir el saco de dormir por la parte inferior y llevarlo como prenda de vestir o ventilar los pies.
Cuello de abrigo: un cuello de abrigo puede cerrarse como una bufanda en el saco de dormir y evita la pérdida de calor del torso incluso cuando la capucha del saco de dormir está abierta.
Material exterior: El material exterior de los sacos de dormir suele ser una fibra sintética ligera y tupida que – salvo aplicaciones especiales – no es impermeable o cortavientos. De lo contrario, te cocinarías en tu propio sudor por la noche. Sin embargo, esto también significa que los sacos de dormir sin protección adicional contra la intemperie, como una tienda de campaña o un saco de vivac, pierden gran parte de su capacidad aislante. Puedes leer más acerca de tiendas de campaña y sacos de vivac aquí.
Protección contra pellizcos: evita que la cremallera se atasque en el material del saco de dormir.
Saco de transporte: el volumen de envío incluye un saco de transporte o de compresión en el que se puede guardar el saco de dormir para ahorrar espacio.
Stretch: costuras elásticas como en el Deuter Exosphere aumentan la libertad de movimiento en el saco de dormir y mejoran la relación entre el aislamiento y el peso del relleno.

Consejo: los sacos de dormir Meglis-Serie de VAUDE tienen aberturas para los brazos, costuras elásticas y una cremallera bidireccional. Así que puedes llevarlo por la noche en el campamento como un traje de plumón caliente. El saco de dormir puede incluso sustituir a la chaqueta aislante en tu equipaje.

Svenja con el saco de dormir de la serie Meglis, puesto como chaqueta de cuerpo entero. Esto la divierte tanto a ella como a Markus de VAUDE.
Svenja con el saco de dormir de la serie Meglis, puesto como chaqueta de cuerpo entero. Esto la divierte tanto a ella como a Markus de VAUDE.

Más que "sólo" un saco de dormir: las cremalleras bidireccionales y la elasticidad hacen de los sacos de dormir multitalentos flexibles. © bc GmbH

Saco de dormir y colchoneta: ¡el equipo de tus sueños!

El mejor saco de dormir del mundo no sirve de nada sin una buena colchoneta. Si aplastas el material aislante del saco de dormir con tu peso corporal, no podrás mantenerte caliente. Así que incluso con un saco de dormir de expedición para -40 grados centígrados te congelarás en una noche fresca de verano sobre el suelo desnudo. Cómo encontrar la colchoneta adecuada para Bikepacking, lo puedes leer aquí.

Consejo: con una esterilla algo más cálida, a menudo se puede seguir durmiendo cómodamente incluso en un saco de dormir un poco "frío".

Manejo y cuidado

Con el manejo correcto, un saco de dormir es una pieza extremadamente robusta que te acompañará durante mucho tiempo. Pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Con trucos adicionales, también se pueden generar unos cuantos grados más en la zona de confort.

En el camino

Lo mejor es dormir con ropa interior seca (larga) y calcetines en el saco de dormir. Cuando haga frío, incluso unos guantes finos y un gorro no estarán de más. De esta manera, "boostas" el rango de temperatura, evitando de paso tener que lavar el saco de dormir con frecuencia.
En caso de temperaturas muy frías, también hay que llevar un Balaclava o una bufanda multifuncional sobre la boca y la nariz. Esto evita que te enrolles completamente en el saco de dormir y que tu aliento húmedo afecte al plumón.
Las incrustaciones de los sacos de dormir (preferiblemente de seda, lana merina o microfibra) no sólo protegen el saco de dormir de la suciedad, sino que también pueden ampliar considerablemente el rango de temperatura.
Airea el saco de dormir el mayor tiempo posible por la mañana después de levantarte, idealmente al sol o con un viento ligero, antes de guardarlo. Esto es especialmente importante para los sacos de dormir de plumón.
Mete el saco de dormir con los pies por delante en el saco de transporte. Esto no sólo es menos estresante, más rápido y ahorra espacio que enrollar, sino que es especialmente bueno para los sacos de dormir de plumón porque no se fuerza el plumón de las cámaras en una dirección.
Marcel, de Marketing de bc, metiendo su saco de dormir en la mochila correspondiente. Arrodillado frente a la entrada de su tienda.
Marcel, de Marketing de bc, metiendo su saco de dormir en la mochila correspondiente. Arrodillado frente a la entrada de su tienda.

Con consejos sencillos y trucos puedes alargar fácilmente la vida de tu saco de dormir. Obteniendo además una porción extra de confort. © bc GmbH

En Casa

Ventila bien el saco de dormir después de la excursión antes de guardarlo.
No almacenes el saco de dormir comprimido durante un largo periodo de tiempo. Los sacos de dormir de alta calidad (de plumón) suelen venir con una bolsa de almacenamiento permeable al aire. También puedes colgar el saco de dormir en el armario como si fuera un abrigo largo.
Los sacos de dormir se pueden lavar. Los sacos de dormir de fibra sintética son un poco más fáciles de manejar en este caso: lo mejor es utilizar un detergente líquido sin suavizante o un detergente especial para fibras aislantes – no un detergente para plumón – a un máximo de 40 grados y luego centrifugar el saco de dormir en el nivel más bajo. Atención: dale espacio al saco de dormir. Lo ideal es tambor grande de 10 kilos. A continuación, el saco de dormir puede secarse en el tendedero, o a baja temperatura en la secadora. 

Debes lavar los sacos de dormir de plumón lo menos posible, pero tanto como sea necesario. En cualquier caso, necesitas un detergente especial para plumones y máximo 40 grados. Aquí también es válido: tambor grande, mucho espacio, centrifugación suave. Deja luego que el saco de dormir de plumas se seque durante unas horas en el tendedero antes de meterlo en la secadora con algunas pelotas de tenis a un máximo de 40 grados hasta que quede completamente seco. Las pelotas de tenis son importantes porque aflojan los grumos de plumón, garantizando que el plumón se vuelva a hinchar.